Y estos cristales de candelabro no tengo idea de cuanto han viajado, sólo sé que 2 continentes después de haberlos…